Archivo de la etiqueta: adrenalina

La era de la criogenización emocional

Estándar

La criogenización emocional o congelación de sentimientos, es una defensa automática del ser humano actual ante la impotencia de no poder racionalizar sensaciones inmensas e indescriptibles. La consecuencia es la frialdad de sensaciones evitando así el sufrimiento pero, evitando también una felicidad inmensa dejándose llevar por el miedo. El miedo a veces nos hace pequeños, nos hace encogernos en nuestro propio ser evitando así cualquier contacto más profundo con el prójimo o cualquier persona que nos ponga “los pelos de punta”. Evitar la situación, es una defensa que está a la orden del día. Es una forma de criogenizar tu corazón para así no dejarte llevar por él.
El tiempo te hace creer que la criogenización emocional es la opción más adecuada porque es lo más extendido en  nuestra sociedad. La frialdad, egoísmo e individualidad se apoderan de nuestro entorno haciéndonos cada vez mas “robots” movidos por el interés y los impulsos. Invertir el tiempo en nosotros mismos se convierte en una solución segura sin dar pie a equivocaciones, es tiempo que depende de ti y de nadie más, por lo que el margen de error es inferior. Mientras que si te dejas llevar por emociones externas o personas de tu alrededor, el margen se reparte y el riesgo se expande. El miedo invade nuestros sentidos y por precaución decides frivolizar, dejar de sentir e integrarte en el sistema típico de automatismos actual creyendo que es la opción más sensata y segura.
Momentos de confusión, tinieblas que distorsionan tu realidad, desvíos tempestuosos que pueden hacernos perder el tiempo dejándote llevar por sueños temporales que en el fondo sabes que no son reales, pero que fluyen fruto de tu inseguridad actual.

Y de repente, ocurre que empiezas a descartar posibilidades porque no se acercan a tu alma, posibilidades que te has planteado en base a la frialdad del momento, en base a la era de criogenización humana pero que te das cuenta que no compartes. No te sientes involucrado en esa visión común y tan extendida de frivolidad. Sientes que sientes, que no puedes seguir el mismo paso de lo común, que vas por otro camino no tan típico aunque más difícil y a la vez tan apasionado. Porque vives la vida con pasión, las sensaciones con más intensidad sin filtros, porque disfrutas de la vida sin distracciones y no te permites “no sentir”.

Cuando empiezas a ver la luz, entras de nuevo en el camino a tus sueños, visualizas de nuevo tu propio Ikigai, aquella pasíon por la que vives, y prosigues por la senda del guerrero que te lleva a tus sueños más profundos. Observas tu realidad, tu presente sin ilusiones ópticas danzando en el Universo Cósmico mientras dejas fluir tus energías.

Conviertes tus baches en oportunidades para progresar, para dar un brinco hacia tus objetivos, satisfacción personal que se nutre de metas diarias alcanzables y medibles, metas reales que te dan una mayor seguridad alimentadas de la auto-confianza. Las ganas de conseguir el mejor tiempo,resistencia probada a la vida,criogenización emocional que se nutre de fortaleza física y mental. Metas de agilidad que te hacen progresar en el circuito de la vida consiguiendo superar cada bache que te encuentras en el menor tiempo. Fuerza que te hace subir tu propio peso gracias al entrenamiento de la vida. Y por fin, cuando ya eres capaz de llevar el propio peso de tu vida, estás capacitado para alcanzar cada palmo de tus objetivos. Y, una vez superadas las pruebas físicas de la vida, la superficialidad se empieza a nutrir de psicotécnica pura, análisis de tu ser más profundo, de la forma de respirar de tu alma, se nutre de verdades puras e impuras. La vida te pone a prueba con todos tus valores y defectos sobre la mesa.

Tras ello, el conocimiento, la enseñanza pura del Yin Yang, el flujo de energías a veces a tu favor y en contra pero a la vez tan necesarias para tu alma, para fortalecerte. Sólo tienes que dejar fluir y aceptar cada emoción y vivencia. Sí,soy parte de la resistencia,parte de esas personas que disfrutan de todas las emociones fuertes e intensas,la adrenalina máxima,los sentimientos a flor de piel,la sensibilidad plena…disfruto con todos ellos y me encanta poder decirlo.¿Y tú?¿Te atreves a formar parte de la resistencia?

Finalmente, consigues leer la letra pequeña:

No pierdas de vista tus sueños, a veces tu propio Ikigai se puede ver confundido por deseos temporales pero, si realmente es tu Ikigai, volverás a él, lo retomarás con más fuerza y motivación. No desistas, no pierdes el tiempo en seguir el camino de tu pasión, “el camino de la luz”.

Patriciadas de la vida

Anuncios

Tu predisposición mueve tus energías positivas

Estándar

Cuando quieres hacer algo, lo haces. La predisposición, esa energía positiva que te activa, que pone en marcha todos tus mecanismos, que arranca tu motor y llena de adrenalina tu vida, es la base para convertir en realidad todo lo que deseas. Tu predisposición se nutre de ganas, ganas por hacer algo bien por ti o por ti y por la gente que quieres.

La predisposición de una persona se nota cuando trasforma un gran esfuerzo, en superación y motivación por algo que quiere. Da lo mismo lo que sea, cuando existe intención, la energía se transforma. Eres capaz de poner en práctica todas tus habilidades por ello. Te transformas en actos, eres energía circulante positiva con un rumbo propio, con un camino en el que aunque existan curvas de 180º eres capaz de conducir por él, hacerte el dueño de tu carretera.

patriciadasdelavida.comSKYDIVELILLO

Como bien expresa la palabra “pre-disposición”, es disposición previa al acto. Y es que tu disposición personal, depende de tus circunstancias personales, de las ganas y energía movidas principalmente por ese motor vibrante, tu corazón y alma.

Al fin y al cabo, tu corazón y tu alma, mueven tus sentimientos y, en consecuencia, tu motivación y predisposición. Si quieres algo, te mueves.

En multitud de ocasiones escuchamos a los demás: “Voy a hacer esto, voy a hacer lo otro, voy a hacer lo del más allá…” .  ¿Cuántos de ellos llevan a la práctica todo lo que dicen? Si realmente tienes tantas ganas,¿por qué no te pones a hacerlo?.

Patriciadas de la vida

Lee el resto de esta entrada

¿Zona de confort o zona de conformismo?

Estándar

La zona de confort, un pueblo emocional con limitaciones claras marcadas por fronteras emocionales opacas que no permiten el paso de la luz.

Tanto se habla de “la zona de confort” que he decidido analizar ese mundo convencional y conformista del que estamos rodeados. Un mundo que se vale de una “seducción por la comodidad”, acomodados en su sillón viendo la vida pasar, trenes que vienen y van sin viajeros. Sin sentido del riesgo, personas que aceptan una condición neutral sin vaivenes de emociones, un estado de no crecimiento o estancamiento que, en definitiva, se traduce en miedo a la novedad. Son personas que apoyan el dicho ” Más vale lo malo conocido, que lo bueno por conocer” o “Más vale pájaro en mano que ciento volando”. Expresiones inmersas en nuestra cultura pero con una esencia carismática y repleta de conformismo. Frases que se suelen mencionar como excusa para no embarcarse en nuevos proyectos o iniciativas arriesgadas que requieren trabajo y esfuerzo por lo que automáticamente se descartan de tus objetivos. El “no atreverse”. Todo ello deriva en una serie de emociones posteriores como pueden ser frustración, envidias, mal humor…

Párate un momento y piensa en algún compañero o amigo triunfador, que ha conseguido grandes logros que te llaman la atención y despiertan tu curiosidad. Ahora es el momento de ver cómo ha llegado a conseguirlo. Seguramente le ha llevado un gran esfuerzo y tesón llegar a la meta aunque sólo veas sus objetivos cumplidos. Ese compañero o amigo se ha salido de la zona de confort, ha arriesgado confiando en sí mismo. Es una persona que se ha atrevido a “hacer”, se ha atrevido a llevar a la “acción” e “improvisar” fuera de la zona de confort. Ha eliminado sus propias barreras utilizando su valentía para seguir un camino y montarse en el tren dirección a la meta.

Está en tus manos conquistar nuevas tierras

Está en tus manos conquistar nuevas tierras

Rasgos de una persona que rompe con “la zona de confort”  :

Lee el resto de esta entrada

La adrenalina de la vida

Estándar

Y por fin consigo entrar en este parque de atracciones de locura dejándome llevar por mi euforia intrínseca sacando mi fuerza interior como rugidos exasperados y deseosos de ser escuchados.

Por fin, decido sin pensar montarme en esta lanzadera al vacío cubierta de arneses de confianza y disfrutar de la libertad de volar aunque sólo sea por dos segundos y medio, hasta que pongo los pies en la tierra. Es cuando nada más bajar de la atracción, me planteo volver a montar, llevada por el ansia de querer más, más y más, de volver a disfrutar al máximo otra vez de esa sensación aunque sean sólo dos segundos y medio. Es conocer la plenitud.

image

Lee el resto de esta entrada